Ricardo Cusano asume la presidencia de Fedecámaras

Ricardo Cusano asume la presidencia de Fedecámaras

Durante la realización de la asamblea anual número 75 celebrada en la Universidad Metropolitana en la ciudad de Caracas, el organismo que agrupa a todo comercial del país elige nuevo presidente. Será el abogado y empresario, Ricardo Cusanno, quién tomará posesión y dirigirá a partir de ahora la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) durante el período 2019 – 2021, en sustitución del industrial Carlos Larrazábal.

Entre las primeras declaraciones de Cusano destaca que:

«El reto del gremio empresarial, en los próximos meses, es mantener abiertas las puertas de las 250.000 empresas que aún operan en el país«. Adicionalmente afirma en representación del sector empresarial: «queremos vincularnos con nuestros principales socios para que venga el inversionista extranjero y regrese el talento humano nacional«.

Según el nuevo presidente de Fedecámaras, los planes desde la presidencia estarán orientados a fortalecer el organismo y profundizar aún más el Plan de Formación de Líderes Gremiales, que se ha venido desarrollando desde hace algún tiempo; adicionalmente la planificación de las relaciones de la Federación, señalando que actualmente se mantiene muy vigente las relaciones con la OIT por las situaciones ya conocidas, pero se tiene previsto ejecutar estrategias de acercamiento con las asociaciones empresariales del mundo para entonces traer a Venezuela Fondos de Inversión, transferencia de tecnologías y nuevas oportunidades de negocios que generen mayor bienestar en la sociedad venezolana.

De frente a este nuevo reto, el abogado y también empresario enfatiza:

«La única forma de rescatar a Venezuela es con trabajo honesto y con inversión para generar empleos sustentables, que le permitan entonces a este mal llamado pueblo, que se conviertan en ciudadanos independientes, dueños de su propio destino, donde tengan las oportunidades de lograr sus propios objetivos, eliminando la dependencia del Estado, para lo cual es fundamental el rescate de la confianza».   


X