Palabras del Presidente de la Bolsa de Valores de Caracas en el conversatorio “Hablemos de la Bolsa”

Palabras del Presidente de la Bolsa de Valores de Caracas en el conversatorio “Hablemos de la Bolsa”

Gustavo Pulido Medina, presidente de la Bolsa de Valores de Caracas junto a Enrique Rosal, Gerente de Mercados, y Milagro Hernández, Consultor Jurídico compartieron este viernes 26 de Julio elementos clave del contexto financiero nacional cuyo contenido estuvo especialmente dirigido a todos aquellos interesados en el mercado de valores. La cita tuvo lugar en la sede principal del organismo y entre los ponentes del conversatorio «Hablemos de la Bolsa» destacaron las ilustres palabras del presidente la Bolsa de Valores Caracas en donde remarca la importancia del mercado de valores en la creación de riqueza en el país así como también el desarrollo de la educación como motor del crecimiento de la inversión, el emprendimiento y la cultura bursátil. A continuación las palabras del discurso:

En la medida que entramos en materia, quisiera aclarar que hoy estamos recaudando fondos para la Fundación Instituto Mercado de Capitales, lo cancelado aquí ira a un plan de participación en el capital de la BVC que luego, a través de un programa diseñado en base a méritos individuales y metas alcanzadas en lo colectivo, se repartirá entre sus empleados y funcionarios. Es así como llevamos a la práctica lo que predicamos, es así como queremos transmitir un pensamiento muy poderoso para nuestro país, queremos que la ciudadanía se empodere, queremos que los ciudadanos participen en la riqueza que genera el capital privado y se beneficie de la gestión de las empresas públicas, no solo a través del salario o sueldo como contraprestación a su trabajo, sino a través de convertirnos en propietarios de lo que creamos con el esfuerzo de nuestro conocimiento y preparación.


Ya, sin querer, entramos en materia, sin querer hablamos de nuestra razón de ser, entramos en materia de mercados, valores y capitales. Nos adentramos en nuestra principal razón de existir, la cual es, crear mercados, crear valor, crear riqueza. Valoramos las empresas que en nuestra plataforma se cotizan, de esta manera construimos un hilo de valor agregando patrimonio, en el cual ofrecemos soluciones integrales a la necesidad de esas empresas que valorizamos, para que oferten sus títulos al mercado y así conseguir financiamiento a largo plazo para la consecución de objetivos importantes en su negocio, proyectos de alta envergadura que también podrán financiarse a través de la emisión de deuda privada, como papeles comerciales o bonos quirografarios a más corto y mediano plazo. Continuando en nuestro pequeño pero fructífero viaje en la búsqueda de nuestro objetivo final, visualizamos la masificación de la inversión, la repartición equitativa del esfuerzo creador entre la participación ciudadana y la inclusión de todos los estratos de la sociedad en un solo esfuerzo que hace posible que todas las herramientas se alineen para la creación de la riqueza y su distribución entre todos aquellos que hicieron posible la continuidad del negocio. Creamos ciudadanos comprometidos con el desarrollo de la sociedad porque ese esfuerzo será recompensado con una riqueza integral, porque el hilo comprende valor, esfuerzo, trabajo y oportunidad de desarrollo individual que redunda en el colectivo. Queremos ciudadanos integralmente ricos.


Ahondando un poco más en este tema podemos preguntarnos ¿Cuánto vale mi empresa? ¿En cuánto la puede vender? ¿Dónde busco un socio o socios para ayudarme a conseguir capital de trabajo? Hay una respuesta para todas estas preguntas, en la Bolsa de Valores. Cuando hacemos una oferta pública de acciones, estamos dispuestos a compartir los beneficios generados por esta sociedad entre todos los nuevos inversionistas, servimos de trasmisor de ideas y proyectos a terceros que quizás nunca hemos conocido. Abrimos oportunidades de inversión a ciudadanos emprendedores, como hablamos con anterioridad, incluimos en nuestros proyectos a la sociedad en general, sin distingo de color, raza, edad o estatus social, una perfecta democratización se va decantando en el mercado de capitales. De igual manera en caso de necesidad también son los accionistas los llamados a capitalizar esta sociedad, por lo cual debe cumplir con los más exigentes estándares de buen gobierno corporativo, incluyendo en su junta administradora representación de todos sus accionistas, mayoritarios y minoritarios, así como directores independientes, quienes en su conjunto velaran por su buen funcionamiento.


Existe gran variedad de instrumentos en el mercado, un mercado tan flexible que, a diario, bajo la figura de derivados se las ingenia para producir instrumentos de financiamiento.


Cuando hablamos de valor, no solo hablamos del aspecto mercantil, dinero o poder adquisitivo, hablamos de un valor integral, un valor que reúne principios adquiridos a través de la disciplina moral y educativa. Escucho a muchos opinadores hablar sobre la bolsa y la cultura bursátil, hablan sobre la “falta de Cultura Bursátil” y la cruzada emprendida para catequizar a la población. Soy un defensor de que la educación es la base de la sociedad emprendedora y en llevarla hasta donde sea posible, pero primero que enseñar a invertir en la bolsa, se debe a enseñar a ser un ciudadano con criterio de emprendimiento hay que tener una base educativa lo suficientemente amplia como para entender finanzas personales, punto de despegue de cualquier inversionista.

Gustavo Pulido, Presidente de la Bolsa de Valores de Caracas


Cortesía de:



X